ESTE ES UN BLOG INFORMAL PARA DECIR LO QUE SIENTO Y LO QUE QUIERO. SI NO TE GUSTA, BUSCA OTRO,

"ARTE SOY ENTRE LAS ARTES. Y EN LOS MONTES, MONTE SOY"
JOSE MARTI.

miércoles, 15 de agosto de 2012


Causa Canímar (2da parte)
Por: Manolo Pozo
  
Pasaban las 14 horas del 6 de julio de 1980 cuando el barco  "20 Aniversaro de la Revolución"* zarpaba de su varadero en el Río Canimar.Los tres muchachos lo abordaron e inmediatamente se instalaron en su parte intermedia. La ruta de recreo transcurría sin problemas mientras Silvio, Sergio y Papito repasaban todo el plan con el mayor disimulo posible. La tripulación iba de un lugar a otro, les pasaban cerca, también los pasajeros. El camarote del capitan les quedaba a la vista. algunos oficiales a bordo trabajaban en la maniobra de navegación rumbo a alta mar.

Aproximadamente 30 minutos después de salir y en el momento  en que superaban la boya  
 que flotaba en la desembocadura del río, los tres entraron al baño y sacaron las armas de sus bolsos. Tomaron unos segundos e irrumpieron en la parte intermedia del barco, dejándole saber a todos a bordo cuáles eran sus propósitos.
Exactamente en la desembocadura del Canimar existía una garita militar que a su vez funcionaba como capitanía de puerto. El barco sobrepasó esa posición sin problemas. Los muchachos tomaron por sorpresa al capitán y a otros marinos reunidos en la cabina de mando. Gritaron sus intensiones mientra apuntaban sin titubeo a cada oficial y marinero.

En este momento de advertencias y desarme uno de los militares que viajaban en el 20 Aniversario..., desenfundó su arma frente a Silvio Aguila con la intensión de abrir fuego, a lo que el joven respondio con su fusil, hiriendo al uniformado a la altura del pecho. Lo socorrieron con primeros auxilios inmediatamente, lo dejaron tendido  en una camilla y en malas condiciones.

Aquí el grupo perdió el factor sorpresa que necesitaban para ganarlejanía mar afuera.

Los disparos alarmaron a los 60 ó 70 pasajeros que viajaban por el río. Muchos ni tan siquiera sospechaban lo que estaba sucediendo en esa parte de la nave. Los que estaban en cubierta vieron como algunas lanchas rápidas y dos avionetas se acercaban a la embarcación en evidente ataque. Sergio conprobó que la tripulación quedara totalmente desarmada y los tres subieron a cubierta para saber lo que se le venía encima.

Me relata Papito que en menos de media hora al barco lo estaban rodeando algunas torpederas, lanchas rápidas militares, un guarda costa bien artillado y un enorme ferrocemento con la firme orden de hundirlos.

-El gobierno nunca tuvo intensiones de socorrer a nadie- -afirma Roberto Calveiro-. -Cuando estábamos arriba, pudimos decirle a la gente que se refugiaran abajo en los camarotes, en donde estaban las bodegas, o las máquinas; pero comenzó el desespero. En esa alarma se dieron los primeros lesionados. Unos tropezaban con otros.Las lanchas militares comenzaron a disparar con medio y grueso calibre.  desde cubierta algunos hacían señales con camisas blancas y advirtiendo que eran simples pasajeros. Algunos tripulantes y oficiales a bordo también trataban de que los sicarios de Castro detruvieran la matanza que recién iniciaba...infrutuosamente-.

...Continua

*así se llamaba la embarcación de esta historia y no Canimar, como mucha gente cree. 

                                 ROBERTO LEON