ESTE ES UN BLOG INFORMAL PARA DECIR LO QUE SIENTO Y LO QUE QUIERO. SI NO TE GUSTA, BUSCA OTRO,

"ARTE SOY ENTRE LAS ARTES. Y EN LOS MONTES, MONTE SOY"
JOSE MARTI.

sábado, 9 de abril de 2011

ARTICULO DE ESTEBAN FERNANDEZ; UN DIGNO HOMENAJE A HEROES Y MARTIRES.


CINCUENTA AÑOS DE GIRÓN


Por Esteban Fernandez


Hay dos expresiones mágicas que nos dividen a nosotros en "cubanos de mentes libres" y en "cubanos adoctrinados". Solamente tenemos que referirnos de una forma o la otra a los miembros de la Brigada 2506 y ahí mismo nos definimos.


Para los que han sido víctimas del adoctrinamiento, y les han lavado el cerebro el castrismo, los brigadistas fueron "unos mercenarios" mientras para nosotros fueron "¡Los bravos de Playa Girón!".


Pero la verdad es una sola: los Brigadistas fueron unos leones. Solamente mil y pico de patriotas que se batieron con una fuerza extremadamente superior ( yo creo que como de 200 a uno) y que no ganaron esa desigual batalla simplemente porque no tuvieron el apoyo aéreo que requería la situación.


Yo, en confianza porque soy íntimo amigo de muchísimos de ellos, les he preguntado cientos de veces a todos los que he conocido: "Chico ¿tu conoces algún caso de compañeros acobardados, de alguno que te traicionó, que se pasó a las filas del enemigo, que abandonó el traje de Brigadista y se puso el uniforme de las milicias, que te clavó un cuchillo en la espalda?" Y de eso nada.


El desembarco en Bahía de Cochinos, según mi opinión, es uno de los episodios de guerra más valiente y limpio de la historia universal.


Por ejemplo, en la lucha castrista contra el Ejército de Cuba existieron deserciones de ambos lados de la contienda. Hubo fidelistas que se pasaron a las filas gubernamentales, inclusive muchos de los que rodeaban al jefe policiaco Esteban Ventura eran antiguos miembros del "Movimiento 26 de Julio". Mientras dentro del Ejército Constitucional existieron quienes se pasaron a los alzados en la Sierra como el conocido caso de José Quevedo. También "el gallego" José Ramón Fernández, Ramón Barquín, Varela Castro, Borbonet abandonaron al Ejército y conspiraron contra el gobierno.


Pero los valientes Brigadistas no se rajaron, no se pasaron a las filas enemigas, lucharon hasta sus últimas balas. Pelearon como fieras, sin miedo, sin abandonar la lucha. Eneido Oliva, Hugo Sueiro, Eduardo Ferrer, mi estimado Orlando Atienza, Manuel Artime, Alejandro Del Valle, Félix Rodríguez, Mirto Collazo, Máximo Cruz, René García, Yayo Varona, Luis González Lalondry fueron unos tigres en el campo de batalla.


Para mi representa un honor haber conocido a Sergio "Perico" Díaz, Miguel Uría, Pepito Regalado, Abel Pérez, Martínez Miller, Fernando Marquet, Emilio y Francisco Valdés, Ángel Santo, Jesús Godoy, Waldito Castroverde, Gustavo Alemán, Mario Muxó, Gil González, Pedro Escala, Sergio Avila, José Castaño, Luis Diehl, Milton Lopez, Roberto Pollack, Juan Rodriguez, Felix Urra, mi ex suegro Agustín Rodríguez, Hiram Gómez, quienes gracias a su comportamiento en Girón me hacen sentir súper orgulloso poder llamarlos mis amigos.


Nada me repugna mas en el mundo, ni me hace sentir más triste que cuando un compatriota mío se refiere a quienes fueron, son y siempre serán UNOS PATRIOTAS como "mercenarios". Eso me hierve la sangre. Y me entristezco por quienes se manifiestan así porque me demuestran con una sola palabrita que han sido vilmente engañados, que sus cerebros han sido lavados, y que son unos ignorantes de lo que verdaderamente pasó en nuestra nación a mediados del mes de abril de 1961.


¿A que no saben y nadie les ha dicho ( y eso lo vi yo personalmente) que fueron los fidelistas los que cobardemente corrieron a quitar de las puertas de sus casas los letreros de "Gracias y esta es tu casa Fidel" y que eliminaron los cartelones de COMITES DE DEFENSA de sus hogares.


Y que cuando se enteraron que habían triunfado las hordas castristas entonces corrieron a ponerse unos recién estrenados uniformes de milicianos. Dios bendiga a Felipe Rivero y a los hermanos Babun, quienes en momentos en que yo me sentía decepcionado me levantaron la moral. Cien abrazos y mil aplausos a todos los Brigadistas aun vivos, y a los muertos GLORIA ETERNA.