ESTE ES UN BLOG INFORMAL PARA DECIR LO QUE SIENTO Y LO QUE QUIERO. SI NO TE GUSTA, BUSCA OTRO,

"ARTE SOY ENTRE LAS ARTES. Y EN LOS MONTES, MONTE SOY"
JOSE MARTI.

miércoles, 15 de mayo de 2013

OTRO DELINCUENTE A LA CARCEL POR FRAUDE AL MEDICARE.



Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/05/15/v-print/1476403/cubano-dueno-de-estacion-de-cable.html#storylink=cpy
Imprimir

Cubano dueño de estación de cable arrestado por fraude al Medicare

JAY WEAVER

Roberto F. Marrero proviene de una familia cubana de actores, según su propia página web. El ha tenido papeles secundarios en programas de televisión tales como Miami ViceAmerica’s Most Wanted (“Los más buscados de EEUU”) y Unsolved Mysteries (“Misterios no resueltos”).

Pero, en el 2007, Marrero cambió de carrera e hizo fortuna como proveedor de atención médica con licencia de Medicare en Miami, según las autoridades.

Entonces, él abrió una estación local de televisión de cable, Cubana de Televisión, con programas sobre la cultura cubana.

Y, mientras sacaba millones al programa federal —producto de un enorme fraude al Medicare, según la fiscalía— Marrero construyó además un estudio de televisión en el área de Allapattah y se compró un par de Lamborghinis, un Ferrari y un Bentley.

El martes, Marrero fue arrestado junto a su esposa, Sandra Fernández Viera. Ambos están acusados de presentar $20 millones en facturas falsas al programa de Medicare, financiado por los contribuyentes, por supuestos servicios de atención médica a domicilio para pacientes diabéticos.
El matrimonio era parte de un grupo de 89 personas acusadas de fraude al Medicare, en una operación federal que se extendió desde Miami hasta Detroit y Los Angeles. El grupo, que incluye médicos, enfermeros y operadores de clínicas, fue acusado colectivamente de conspirar para sacarle $223 millones al Medicare.

La operación fue parte de una Fuerza de Choque contra el Fraude al Medicare establecida en Miami y otras ocho regiones aquejadas de corrupción en el sistema de salud. La administración de Obama ha dado considerables pasos de avance en la lucha contra el fraude al programa de salud del gobierno para ancianos y discapacitados, el cual tiene un largo historial de facturación fraudulenta y escasa supervisión de los operadores de Medicare.

El secretario de Justicia, Eric Holder, se unió a la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, en Washington para anunciar los resultados de la sexta redada nacional de estafadores al Medicare por parte de la Fuerza de Choque desde el 2010.

“Usaremos todas las herramientas apropiadas y todos los recursos disponibles para encontrar, detener y castigar a aquellos que traten de aprovecharse de nuestros conciudadanos”, dijo Holder en conferencia de prensa. Sebelius añadió: “Te atraparemos, y pagarás el precio”.

Marrero y su esposa comparecieron el martes por primera vez ante el tribunal federal de Miami, junto a varios otros de los 25 acusados de fraude al Medicare.


El fiscal del Departamento de Justicia propone mantener detenido al matrimonio, alegando que presentan peligro de darse a la fuga. El abogado de Marrero, José Quiñón, dijo que él planea oponerse a la posición del gobierno en contra de conceder fianza, alegando que Marrero tiene fuertes vínculos con la comunidad. El abogado de su esposa, Leonard Sands, dijo que él también planea oponerse a la detención.

“Una acusación no es más que eso”, dijo Sands. “Pedimos que se le aplique el principio de presunción de inocencia ante el tribunal de la opinión pública, el mismo que se le aplicará en un tribunal de justicia”.

Marrero y su esposa eran copropietarios de Trust Care Health Services en Miami del 2007 al 2010. Según la acusación, el matrimonio presentó facturas falsas a Medicare por tratar a 700 pacientes diabéticos confinados en sus casas que supuestamente no podían inyectarse su propia insulina y necesitaban la ayuda de costosos enfermeros. Ellos facturaron además a Medicare por fisioterapia que no era necesaria, según la acusación.

La acusación alega además que el matrimonio pagaba miles de dólares al mes a un reclutador, Enrique Rodríguez, quien les suministraba pacientes con valiosas tarjetas de Medicare. Rodríguez, acusado de sobornar pacientes, fue incluido en la acusación.

La fiscalía federal en Miami está tratando de congelar los activos del matrimonio mientras agentes del FBI e investigadores de Servicios Humanos trataban de descubrir dónde escondieron supuestamente los $15 millones que su negocio, Trust Care, recibió de parte del Medicare durante el período de cuatro años.
Según una acusación, Marrero recibió más de $5 millones de cuentas de Trust Care, y otras corporaciones creadas por él recibieron otros $4 millones. Su esposa se embolsilló $400,000 de cuentas de Trust Care, alega la acusación.

No obstante, “las autoridades federales sólo han podido localizar activos por una fracción de esa cantidad”, escribió la fiscalía en la acusación.

“Los acusados han derrochado millones de dólares en fondos de Medicare, y a menos que se les impida continuarán derrochando el producto de su fraude al Medicare y otros activos en su poder”, escribieron.