ESTE ES UN BLOG INFORMAL PARA DECIR LO QUE SIENTO Y LO QUE QUIERO. SI NO TE GUSTA, BUSCA OTRO,

"ARTE SOY ENTRE LAS ARTES. Y EN LOS MONTES, MONTE SOY"
JOSE MARTI.

martes, 26 de mayo de 2009

ORLANDO ZAPATA TAMAYO, ¿LO CONOCEN?

Por: Iliana Curra

Orlando Zapata Tamayo es un joven de la raza negra. Nació el 15 de mayo de 1967, fue parte de ese proyecto guevarista que llamaron “el hombre nuevo”, pero no soportó simular, ni someterse a esa dictadura que todavía permanece después de medio siglo y que muchos aprueban con su silencio o su indiferencia a niveles internacionales.

Integrado en las filas de la oposición al régimen de Fidel Castro, cumplió su primera condena en la prisión de máximo rigor de Guanajay, luego de haber sido detenido en la vía pública por agentes de la policía política y acusado de un presunto delito de “desacato. Ese término en Cuba significa expresarse libremente, decir lo que sientes, pero es un delito todo lo que sea opinar en contra de esa dictadura oprobiosa.

Excarcelado un año después, fue detenido nuevamente, siendo parte de la brutal represión contra opositores, activistas de derechos humanos y periodistas independientes en la conocida Primavera Negra. Realizaba un ayuno por un preso político, el doctor Oscar Elías Biscet, otro un joven de la raza negra.

Zapata Tamayo fue condenado a tres años de cárcel, siendo trasladado de prisión en prisión y recibiendo golpizas por parte de los carceleros hasta tener que intervenirlo quirúrgicamente de un tumor cervical debido a que los golpes lo dañaron profundamente. Pero eso no ha bastado, pues el ensañamiento contra su persona ha sido demasiado. Actualmente su condena es de 36 años de privación de libertad, habiéndosele celebrado 8 juicios sumarios sin poder defenderse, pues en Cuba no existen garantías procesales mínimas en los casos políticos.

Tantos años en un cuerpo maltratado, golpeado permanentemente, enfermo y débil, es ya de por sí una aberración. Más allá de los motivos absurdos por lo que ha sido encarcelado, del silencio internacional de un mundo que se llama civilizado, de la indiferencia mundial de otros que piden el respeto por las ballenas, los pájaros y los ríos, pero no les importa el dolor de los cubanos que han vivido sometidos por medio siglo en un régimen que todos esos aplauden con fervor. ¡Qué vergüenza, por Dios!

Pero sus protestas pacíficas, sus gritos de dolor cuando es pateado por órdenes de la Seguridad del Estado y su fe en un futuro libre para Cuba, no lo hacen menos que nadie. Deberían tomar ejemplo de ello los afros americanos que viajan a la isla a pedir levantamientos de embargos, viajecitos placenteros para turistas americanos y concesiones para esa asquerosa tiranía.

Convendría que se enteraran que existe un hombre negro, sí, no un afro cubano, un hombre negro que es pateado como en la época de la esclavitud, amarrado en su celda, maltratado hasta la saciedad, solo por defender los derechos humanos de ese pueblo sometido. Por no dejarse humillar, por pedir derechos que sean inherentes al ser humano y nadie, nadie puede quitarle, mucho menos por la fuerza.

Orlando Zapata Tamayo, ¿lo conocen? Debieran conocerlo todos esos que chillan a favor de la dictadura. A favor de concesiones estúpidas que nada aportan a la libertad de Cuba.

Lean, oriéntense, busquen quién este joven negro que no le reconocen sus derechos en su propia patria, al igual que 11 millones más.

¿Lo conocen? Aquí tienen una breve reseña de alguien que merece ser reconocido por su valor. Ahí les dejo.