ESTE ES UN BLOG INFORMAL PARA DECIR LO QUE SIENTO Y LO QUE QUIERO. SI NO TE GUSTA, BUSCA OTRO,

"ARTE SOY ENTRE LAS ARTES. Y EN LOS MONTES, MONTE SOY"
JOSE MARTI.

martes, 31 de mayo de 2011

CARLOS SALADRIGAS: EL GARROTERO DEL PUEBLO.

¿Qué respaldo legal puede existir en un país donde la ley la hace, la practica y la ordena el mismo régimen que la crea para reprimir? ¿De qué legalidad se está hablando? Para Carlos Saladrigas solo existe el negocio como incentivo para llenar -aún más- sus arcas, y luego de años sin saber ni siquiera dónde quedaba Cuba, se dió cuenta que podía usarla como ficha de juego en sus negocios. ¿Alguien ha escuchado hablar de a cuánto ascienden los intereses en los préstamos a los cubanos? Viniendo del banco mexicano, "Compartamos", no esperen menos del 100%, por lo que un préstamo tal alto, más los impuestos del régimen, Cuba se convertiría en una fuente de ingresos enormes para...la dictadura y para Carlos Saladrigas. Su viaje Cuba no fue para visitar la Catedral de La Habana, y sabemos que detrás de todo esto se ocultan las verdaderas intenciones del sometimiento al estilo chino: una isla donde se aprueban pequeños negocios, pero donde la libertad de expresión quedaría como está. A los garroteros no les importa nada más que sus ganancias. Lo de ayudar al pueblo no es más que un cuento chino en un sistema político chino. Y China, valga la redundancia, sería nuestra nueva madre patria. ¡Valga madre del garrotero!

Empresarios exiliados dispuestos a invertir en Cuba con respaldo legal
AFP

(Tomado de El Nuevo Herald



LA HABANA -- Grandes empresarios cubanos residentes en Estados Unidos están dispuestos a invertir en la isla si el Gobierno de Raúl Castro adopta “reglas universales” sobre los negocios, en su reforma económica, aseguró uno de sus líderes, según una entrevista publicada el lunes.

“Se bien el interés que tienen en poder contribuir con su talento y su tesoro para ayudar a una Cuba que prospere y progrese. El empresariado cubano en el exterior tiene mucho que contribuir (…). Somos parte del enorme capital humano con que cuenta la patria”, dijo el empresario Carlos Saladrigas a la revista católica Palabra Nueva.

Saladrigas, de 62 años, encabeza The Vincam Group, una de las diez agencias empleadoras más grandes de Estados Unidos, y desde el 2001 preside el Grupo de Estudios sobre Cuba, que integran numerosos empresarios emigrados.

Fue uno de los niños emigrados en la operación “Peter Pan” de 1961, mantuvo durante décadas una posición radical con respecto a Cuba y en 1998 lideró las presiones que suspendió un proyecto de crucero de cubanos para asistir en La Habana a la visita del Papa Juan Pablo II.

Pero luego su postura política se flexibilizó, se ha manifestado contra el embargo de Washington, y viajó a la isla en febrero pasado. “Para que Cuba cambié y prospere, todos los cubanos tenemos que cambiar. Persona a persona, familia a familia. El exilio cubano ya comenzó la jornada”, dijo.
En ese sentido, Saladrigas consideró necesario en la isla un programa “con visión de futuro”, que salve o cambie lo necesario y que reciba al empresario y al productor como “salvadores, no como un mal necesario”.

“Se necesita un cambio de filosofía”, que también conlleve “una legalidad clara” que cree confianza y eliminar “el deseo frenético (de la burocracia) de controlar toda la actividad humana”.

Saladrigas sostiene que esos empresarios deben invertir como capital nacional, en asociación con sus compatriotas de la isla, y no ser considerados extranjeros.

Para que fluya esa inversión, el gobierno tendrá que garantizar “reglas universales”: un marco legal claro; un sistema judicial efectivo y justo; un riesgo político moderado y un clima laboral justo y equitativo, concluyó.

El plan de reformas prevé, entre varias medidas, atraer capital extranjero y ampliar el sector privado, para lo cual Raúl Castro llamó a quitar estigmas que prevalecieron por años sobre los empresarios privados.