ESTE ES UN BLOG INFORMAL PARA DECIR LO QUE SIENTO Y LO QUE QUIERO. SI NO TE GUSTA, BUSCA OTRO,

"ARTE SOY ENTRE LAS ARTES. Y EN LOS MONTES, MONTE SOY"
JOSE MARTI.

viernes, 17 de junio de 2011

INTENTAN SILENCIAR A LA FAMILIA DE JORGE CERVANTES.

Seguridad del Estado intenta silenciar a familia de opositor en huelga de hambre.

Mientras la salud del disidente en huelga de hambre, Jorge Cervantes, se deteriora aceleradamente, la Seguridad del Estado amenaza con negarle atención médica si su familia habla a los medios.

Tomado de martinoticias.com

La Seguridad del Estado ha amenazado con sacar del hospital al disidente en huelga de hambre Jorge Cervantes, si su familia continúa dando declaraciones a medios de comunicación, informó el viernes el portal Diario de Cuba, DDC.

El expreso de conciencia del Grupo de los 75 Agustín Cervantes, hermano del opositor y miembro del Movimiento Cristiano Liberación (MLC), desterrado en España, manifestó que "a pesar de la presencia familiar en los alrededores del hospital Saturnino Lora, en Santiago de Cuba, donde esta hospitalizado mi hermano Jorge Cervantes, ya con 18 días sin ingerir alimentos, a la familia se le hace imposible contactar con el detenido debido al chantaje de los órganos represivos”.

Añadió que, según su madre, Alba García, Jorge Cervantes "pasó varias horas en la sala de terapia intensiva y a la familia se le mantuvo ajena a este hecho".

"Crece cada vez más la angustia de la familia Cervantes-García porque la salud de Jorge se deteriora aceleradamente. Los médicos no están autorizados a proporcionar información sin permiso previo de la Seguridad del Estado", agregó Agustín Cervantes en una nota divulgada por el MCL.

"Nuestra madre, Alba, esta siendo víctima y blanco constante de ataques verbales por parte de la policía política. La han amenazado con sacarle a su hijo del hospital si continua dando información a Radio Martí y en contacto con opositores pacíficos", denunció.

Jorge Cervantes, de 41 años, estaba en libertad condicional cuando fue detenido el 29 de mayo en Contramaestre, Santiago de Cuba. Las autoridades le acusan de haber colocado carteles antigubernamentales en lugares públicos.

El disidente niega esos cargos y realiza la huelga de hambre en reclamo de su liberación.