ESTE ES UN BLOG INFORMAL PARA DECIR LO QUE SIENTO Y LO QUE QUIERO. SI NO TE GUSTA, BUSCA OTRO,

"ARTE SOY ENTRE LAS ARTES. Y EN LOS MONTES, MONTE SOY"
JOSE MARTI.

jueves, 2 de junio de 2011

PORFIRIO LOBO Y LA CAPERUCITA ZELAYA

Para los que aún no conocen a los comunistas y oportunistas como Manuel Zelaya, dan palmadas y saltan de alegría porque la democracia de Honduras se mantenga. Lo que no acaban de entender que Zelaya ha regresado ya con todas las condiciones para crear el caos en el país, ahora desde abajo, cuando llegue al poder (porque llegará, sin dudas) lo creará desde arriba. A Micheletti lo veremos en prisión "pagando" por "violar los derechos humanos" en su país, y hacer que este corrupto del sombrero tuviera que salir andando, y llevar a su patria al orden nuevamente. Los comunistas nunca ceden. Engañan a los incautos y a los "pacifistas" de pacotilla que creen que, haciendo acuerdos y fumando la Pipa de la Paz, todo se soluciona. Pero Honduras se hundirá, solo hay que esperar que Manolito Zelaya, en su papel de Caperucita Roja elimine al Lobo (Porfirio), llegue al poder, cambie la constitución, y en su aliaza con Castro-Chávez, Correa, Evo, Cristina y compañía, se perpetue en Honduras. Ah... y la administración norteamericana, bien, ¿y tú?



(Tomado de CNN México)

El ex presidente hondureño, Manuel Zelaya, aseguró que se encuentra "en pie de lucha", durante su regresó a Honduras casi dos años después de ser derrocado, en junio de 2009.


Zelaya agradeció en su mensaje al actual presidente de Honduras, Porfirio Lobo y a los mandatarios de Venezuela, Hugo Chávez, y su homólogo de Colombia, Juan Manuel Santos, por el Acuerdo de Cartagena que puso fin al conflicto político.


"Hoy (sábado), después de casi dos años, después de una lucha de toda Latinoamérica, hemos logrado volver a nuestra tierra a abrazarnos con nuestro pueblo", manifestó Zelaya ante sus seguidores que le dieron la bienvenida.


El ex presidente rindió tributo a los caídos por el golpe de Estado del pasado 28 de junio.
“La presencia de ustedes esta tarde demuestra, con el apoyo de la seguridad internacional, que no se derramó sangre en vano porque estamos en pie de lucha”, al referirse a lo que llamó el golpe de Estado del pasado 28 de junio.


A partir de ahora, "empezamos a organizarnos pueblo por pueblo; vamos a unirnos, vamos a proponer una alianza para la Constituyente y para el plebiscito y para la lucha; vamos con la resistencia popular al poder de la nación", proclamó.


"Golpes de Estado jamás, los problemas de pobreza, corrupción, no se resuelven con violencia, sino con más democracia, ni con golpes de Estado, bases militares o bombardeos", aseguró Zelaya.


En su primer mensaje en suelo hondureño, Zelaya agradeció a todas las organizaciones sociales presentes, y de manera particular a su esposa, por el apoyo durante todo el exilio que enfrentó desde 2009.


El ex presidente fue recibido este sábado por el presidente Lobo en Casa de Gobierno, donde estuvo presente el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y la canciller colombiana, María Ángela Holguín.


Zelaya fue derrocado el 28 de junio de 2009 y mandado al exilio. Se coló a Honduras en septiembre de ese año y obtuvo refugio en la embajada brasileña, donde permaneció hasta que Lobo organizó la salida segura de Zelaya del país.


Honduras ha sido excluido de la OEA desde el golpe de Estado, en parte porque a Zelaya no se le había permitido volver a casa sin temor de ser enjuiciado. Él enfrentó cargos de corrupción, que fueron omitidos a partir de este mes.


El gobierno que derrocó a Zelaya eventualmente fue reemplazado por el gobierno electo de Lobo. Pero dado que esta elección no sucedió bajo el mandato de las fuerzas de facto, algunos países no han reconocido el resultado de las elecciones.


Varios países, incluyendo a Estados Unidos, han reconocido al gobierno de Lobo, mientras otros como Brasil, no lo han hecho.


Se espera que el regreso de Zelaya a Honduras reintegre al país a la Organización de los Estados Americanos (OEA).