ESTE ES UN BLOG INFORMAL PARA DECIR LO QUE SIENTO Y LO QUE QUIERO. SI NO TE GUSTA, BUSCA OTRO,

"ARTE SOY ENTRE LAS ARTES. Y EN LOS MONTES, MONTE SOY"
JOSE MARTI.

jueves, 3 de marzo de 2011

ARTÍCULO DE MI AMIGO MANOLO POZO.

Espías de última hora. “Operación Desespero”.

Por: Manolo Pozo

El gobierno de los dictadores Castro ya no puede más con todo lo que se le viene encima y en su desespero andan tirando patadas al aire. Ya ni mintiendo convencen.

Hay un reportaje fílmico-novelesco en sitios del Internet y en la televisión cubana, descubriendo a 2 tipos cualquiera, que dicen haberse infiltrado “en las filas de la disidencia, de la oposición, en fin, dos superagentes que burlaron el hermetismo de las caminatas anunciadas de Las Damas de Blanco, e investigaron que desde el exilio se les envía dinero y tecnología a los activistas de derechos humanos y periodistas independientes. ¡No mames buey! Diríamos en Los Ángeles, por semejante manera de anunciar porquería.

Lo único que demuestra el desmantelado capricho de este gobierno es una falta de opciones como nunca, en sus intensiones de ganar tiempo y campear estos aguaceros de libertad que le andan cayendo a las tiranías del mundo. Mientras, los montajes de la Seguridad del Estado (DSE), repetidos por años, le hacen el cuento del héroe al pueblo desinformado, paleando así la escasez y el descontento nacional.

Deja un malestar de vómito observar esta manida estrategia no contra el exilio, no contra el cacareado imperialismo del comandante. No. Esta es una vil treta disparada contra los cubanos de la isla. Preparada para confundir aún más. Operada para exhibirla en la UPEC (Unión de Periodistas y Escritores de Cuba). En las Universidades. En donde sea con tal de quebrar a las organizaciones independientes, no gubernamentales dentro de Cuba.

El documental se origina a partir de que uno de los agentes pregunta frente a la cámara: ¿Ustedes quieren oír cómo se organiza una campaña mediática contra la revolución? Se trata de Carlos Serpa Maceira, el diminuto agente “Emilio”; quien a continuación da detalles de su actividad y de la “importantísima” información que logró recabar cuando jugaba a los espías en las calles de La Habana. Es infame destacar esta simple actividad como un triunfo de los órganos de la seguridad del estado. Si esa ha sido la academia de inteligencia que ha usado la dictadura para alardear de sus victorias revolucionarias, entonces comprobamos que no han sido más que unos estafadores de la historia.

Las intensiones del mencionado documental se revierte en contra de los soplones del oficialismo y entonces sí confirmamos “cómo se fabrican los héroes en la Cuba de Castro” y no lo contrario. Todo lo que vamos a ver y a escuchar son a dos sujetos del montón haciéndose los bravos después de cumplir con la lectura de un guión nada original. Espiando no sé a quién. Vigilando y reportando faenas abiertas y sin la más mínima clandestinidad.

Carlos Serpa Maceira, del que me dicen actuó pésimamente en sus días de agente secreto, no fue otra cosa que un limosnero y un soldadito improvisado de la seguridad del estado.

El otro cubano usado contra manifiestos defensores de los derechos humanos y Las Damas de Blanco, es el supuesto espía Moisés Rodríguez (agente Vladimir), vinculado hace años con Elizardo Sánchez Santa-Cruz (buena pieza) y trabajador de la aduana del aeropuerto José Martí, de la capital cubana. Un poco más siniestro que su camarada Serpa Maceira, este califica de mercenarios a todos los contrarrevolucionarios y declara “no haber conocido a ningún activista ni disidente con alguna naturaleza patriótica”.

El objetivo del material del DSE, bien extenso por cierto, es el de desviar un poco la atención en relación a los eventos y sublevaciones que han tenido lugar en diferentes ciudades del mundo islámico. Evidentemente es un ataque contra los luchadores pacíficos dentro de la isla y llama la atención que en varias declaraciones de los que participan en esta filmación, inculpan la actividad de derechos humanos, a sus miembros y líderes como “agentes financiados por el gobierno americano y la Sección de Intereses (SINA)”.

Se muestra en lo que titulan Peones del Imperio, una maniobra de total coacción en donde las autoridades pretenden –de cualquier forma-, encubrir todo el espacio que ha ganado la oposición en los últimos años, porque saben que la población ya “escucha” lo qué pasa en su ciudad.

Ni con mil horas de filmación se podrán ocultar las huelgas de los prisioneros políticos, el crimen de Orlando Zapata Tamayo, las golpizas de todos los días. Lo que hayan visto y hecho estos mercachifles con caretas de héroes, no limitará el patriotismo de hombres como Oscar Elías Biscet y el estoicismo de José Luís García “Antúnez”.

Este burdo reportaje estrenado el pasado sábado por la TV cubana es obra de un frustrado gobierno que solamente así, engañando, sometiendo y encarcelando puede mantenerse en el poder.

3 comentarios:

Roxana Valdivia dijo...

Que bueno te quedo ese comentario! Me has hecho reír en medio de todo.... Yo quisiera saber donde se van a meter cuando llegue la democracia a Cuba, y que està bien cerca!

Manolo Pozo dijo...

Gracias Roxana por tu lectura. Y sí que provoca risa el montaje del gobierno para mostrar algo que ni ellos mismos se creen. Yo no sé cuántos se tragaron esta tonta comedia de la dictadura y por eso es importante denunciar la falsa. Allá tienen forma de escucharnos, de leernos y somos la única fuente alternativa.

Anónimo dijo...

pozito comoandas mi hermano. arturo me metio aqui en su computadora y estoy escribiendo. es matansita. me da mucha alegria certe en la foto. arturo montane tiene mi telefono dile que te lo de. estoy trabajando en el sedano de la 128 y flagler. dice arturo que tu estas en california, cuando vengas llamame mi hermanito. cuidate, arturo imprimio lo que escribiste ya sabes. te llamamos pero nadie contesto.